La mitad de los empresarios españoles considera que la maternidad es un obstáculo importante para el desarrollo de las mujeres en puestos directivos.

En España, ser madre supone un retroceso en las condiciones laborales de las mujeres en los años posteriores a la maternidad. De hecho, el 49% de los empresarios líderes en España, tanto hombres como mujeres, encuestados en el marco del reciente informe Women In Business 2019, afirman que la maternidad es el principal obstáculo para el desarrollo de las mujeres en la dirección en España. Tanto es así que el Banco de España, en su informe «La penalización de los hijos en España», afirma que el mercado laboral penaliza a las mujeres después de ser madres, registrando una disminución de sus ingresos del 11,4% en el primer año tras el nacimiento de sus hijos, cuyo descenso llega al 33% al cabo de una década.

Una brecha que se hace aún más plausible al analizar los puestos directivos, donde sólo uno de cada cuatro gerentes es mujer, según el informe «Hacer visible lo invisible» de la consultora Oliver Wyman.

Además, el debate sobre la presencia de mujeres en puestos del sector tecnológico sigue sobre la mesa. El mundo de la tecnología se encuentra en una constante paradoja. Aunque es uno de los campos que más avances está experimentando de forma casi instantánea, sigue aferrándose a prácticas un tanto arcaicas que lo alejan de los avances en materia de igualdad de género. Un estudio del Instituto de la Mujer y el ONTSI dice que sólo el 2% de las mujeres empleadas en España trabajan en el sector de las TIC, y el INE cifra la brecha salarial en la industria tecnológica en un 11%. A pesar de ello, un estudio del Instituto Peterson de Economía Internacional afirma que las empresas con al menos un 30% de mujeres ejecutivas en puestos de responsabilidad tienen un 15% más de beneficios.

Ironhack, escuela líder en la formación intensiva de talento digital, anima a las mujeres a seguir su formación en tecnología, especialmente en España, donde sólo el 13% sigue este tipo de carreras, según Eurostat. También señalan la falta de credenciales como una de las principales razones de esta desigualdad. Por ello, han realizado una radiografía del sector, mostrando 6 perfiles de mujeres directivas de grandes empresas tecnológicas. Todas ellas son madres y directoras generales:

Julie Sweet, directora general de Accenture. Según la revista Fortune, es una de las 50 ejecutivas más poderosas del mundo. Sweet, licenciada en la Facultad de Derecho de Columbia, en el Claremont McKenna College y madre de dos niñas, se convirtió en 2019 en la primera mujer en ser nombrada consejera delegada de Accenture; en concreto, lidera el negocio norteamericano de Accenture, el mayor mercado de la compañía, que representa aproximadamente la mitad de sus ingresos.

Whitney Wolfe Herd, fundadora de Bumble. A sus 31 años, Wolfe Herd fue nombrada una de las «100 mujeres más ricas hechas a sí mismas» por Forbes y acaba de convertirse en la mujer más joven del selecto grupo de las 500 personas más ricas del mundo que obtuvieron su riqueza a través del trabajo, una lista en la que las mujeres sólo representan el 5%, según datos de Bloomberg.

La fundadora y consejera delegada de Bumble, empresa en la que el 70% del consejo de administración está formado por mujeres, hizo visible su papel de madre cuando firmó la salida a bolsa de la compañía el pasado febrero con su hijo en brazos.

Marta Martínez, presidenta de IBM España. Casada, tres hijos, licenciada en Ciencias Matemáticas por la Universidad Complutense de Madrid y PADE, fue nombrada máxima responsable en España, Portugal, Grecia e Israel en 2013. Una de las primeras empresas en ceder la dirección de su división española a una mujer, y una empresa a la que estaba vinculada desde 2003, año en el que comenzó a trabajar como ejecutiva en el sector de la comunicación para España y Portugal.

Susan Wojcicki, directora general de YouTube. Ocupa este cargo desde 2014, lo que la convierte en la ejecutiva más poderosa de Internet, según Time. Es licenciada Cum Laude en historia y literatura por Harvard, además de dos másteres en negocios. Antes de incorporarse a YouTube, estuvo a cargo de la publicidad en Google durante casi 15 años. Es madre de cinco hijos y la revista Forbes calcula su patrimonio neto en 350 millones de dólares.

Ruth Porat, directora financiera de Alphabet Inc. y su filial Google. Estudió economía en la Universidad de Stanford y es una conocida fundadora de notables figuras del mundo tecnológico, principalmente en Silicon Valley. Casada y madre de tres hijos, tiene una amplia experiencia en el mundo financiero.