¿Puede la automatización destruir puestos de trabajo?

Las cifras del último Foro de Davos muestran que el coste del reciclaje de los empleados en las empresas es un 25% inferior a los beneficios que aporta.

La automatización puede ser una amenaza para el empleo. Sergio Vives, vicepresidente de ventas a empresas de Ironhack, afirma que la automatización amenaza a 85 millones de puestos de trabajo.

Esta declaración se hizo durante la 5ª edición del DES -Digital Enterprise Show-. Vives participó en una ponencia titulada «Tech re-skilling, reorienting careers in the digital economy», en la que, junto con Francisco Javier López, Director de Impacto Social de Santander Universidades, destacó la importancia de la reorientación profesional.

En concreto, el Director de Impacto Social de Santander Universidades señaló que actualmente nos encontramos en una fase de transición de las empresas hacia la llamada economía digital. Esto representa «un gran reto para los departamentos de RRHH». En su opinión, hay muchos trabajadores que no se relacionan con las llamadas competencias digitales y a los que hay que dar la oportunidad de reorientarse.

De hecho, el Banco Santander, en colaboración con Ironhack, ha lanzado una convocatoria de reciclaje para empleados internos y externos. «En una semana tuvimos más de 10.000 inscripciones para aprender a programar», dijo López.

Los expertos afirman que las empresas deberían invertir más en la formación y el reciclaje de sus empleados. Un estudio de LinkedIN muestra que la retención del talento alcanzaría el 94% si se invirtiera más en este ámbito.

Mientras tanto, los datos del último Foro de Davos muestran que el coste de la reconversión de los empleados es un 25% menor para las empresas que los beneficios que aporta. Según Vives, «las empresas, desde las startups hasta las grandes corporaciones, a veces pasan por alto el potencial y los beneficios de invertir en los empleados.»

Durante la presentación, también se analizó la brecha existente entre las universidades y el mercado laboral actual. Así, el director de Impacto Social de Santander Universidades explicó que, según estudios de LinkedIn, «los profesionales después de 4 años de universidad consiguen el mismo puesto, en la misma empresa y el mismo sueldo que los que aprendieron en sólo dos meses y medio con el bootcamp». En pocos meses, puedes tener un trabajador tan valioso como una persona que invierte 4 años en una licenciatura».