¿Qué nos ha enseñado la pandemia a nivel empresarial? Estas son las dinámicas que se mantendrán

La crisis sanitaria ha provocado, sin duda, trastornos en varios niveles de la sociedad. En el mundo de los negocios, hubo que hacer muchos cambios y ajustes. Sin embargo, como dice Jordi Damià, profesor de Estrategia de la Escuela de Negocios EADA y director general de Setesca, no todo ha sido malo o negativo, y la pandemia ha traído consigo una serie de lecciones que hay que tener en cuenta y aprovechar. ¿Qué acciones deben mantenerse en el periodo post-pandémico?

Cambios ágiles en los modelos de gestión

El trabajo a distancia impuso a las organizaciones una serie de comportamientos que no habían practicado antes y que resultaron ser mucho más eficaces. Eran comportamientos que parecían muy difíciles de aplicar y, sin embargo, se ejecutaban cuando la estrechez obligaba a hacerlo. Este fenómeno ha demostrado que no se trata de una dificultad real para cambiar ciertos modelos de gestión, sino simplemente de la falta de disciplina de ciertas personas. Esto nos hace reconsiderar todo el tiempo y el esfuerzo invertidos en promover la gestión del cambio, ya que la pandemia ha demostrado que cuando el cambio era imperativo, se producía rápidamente y sin más dificultades.

Aplicar el trabajo por objetivos

Otra cosa que ha demostrado la pandemia es que es posible alcanzar los objetivos empresariales sin necesidad de supervisión personal. «Este cambio no es sólo una cuestión de confianza, sino que afecta a cuestiones muy importantes, como la necesidad de contar con mandos intermedios en las empresas cuya única o principal labor sea la de controlar personalmente a los empleados, repensar los modelos de medición del rendimiento de los trabajadores o incluso la definición de los perfiles necesarios en las empresas», señala Damià.

Reuniones en línea más productivas

La pandemia también ha demostrado que se pueden celebrar muchas más reuniones y más productivas a distancia. En las reuniones presenciales, el mero hecho de llegar a ellas puede llevar tanto tiempo como la propia reunión. El modelo de teletrabajo también ha obligado a utilizar herramientas de productividad, no sólo la videoconferencia, sino también el uso de agendas electrónicas y una mayor puntualidad en los tiempos de reunión. En esta línea, también se ha demostrado que se puede reducir significativamente la necesidad de utilizar asistentes humanos para gestionar las agendas y las reuniones.

Cambios en los procesos y funciones de la empresa

En todas las organizaciones se han roto los techos de cristal en cuanto a la aplicación de cambios en los modelos de negocio, cambios en las funciones y formas de trabajo. Las empresas de sectores estratégicos han producido mucho más que antes y en un tiempo récord, las empresas que sólo trabajaban de forma presencial se han transformado en empresas digitales, muchas empresas que necesitaban implantar ERTES y seguir trabajando lo han hecho gracias a la priorización de las acciones y aquellas empresas que necesitaban implantar otros modelos de atención al cliente lo han hecho.

Teletrabajo

Los profundos cambios que puede aportar el teletrabajo van más allá de no poder trabajar cara a cara. Significa, por ejemplo, tener el talento globalizado al alcance de la mano, un modelo de contratación de talento o incluso la facilidad de penetrar en otros mercados/países.

La informática como departamento estratégico
La informática es una palanca fundamental para el funcionamiento de la empresa. Esto ha provocado un aumento de la importancia estratégica de los departamentos de tecnología en la mayoría de las organizaciones, mientras que en la época anterior a la pandemia, en muchos casos, las TI no se percibían como un departamento estratégico. Mantener y aumentar la importancia del departamento de TI como herramienta competitiva de primer orden en las empresas es una oportunidad que hay que aprovechar.